Se ha producido un error en este gadget.

martes, 12 de noviembre de 2013

El Reino de Dios tridimensional

El Reino de Dios tridimensional

Publicado por Devocionales en November 11th, 2013




El Reino de Dios tridimensional
“LOS CIEGOS VEN, LOS COJOS ANDAN, LOS LEPROSOS SON LIMPIADOS, LOS SORDOS OYEN, LOS MUERTOS SON RESUCITADOS Y A LOS POBRES ES ANUNCIADO EL EVANGELIO…” (Mateo 11:5)
Aquí Jesús describe un Reino tridimensional donde:
(a) Los marginados son aceptados.
Escucha: “Los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son limpiados, los sordos oyen…”. Estas personas en particular no tenían ningún valor social; eran en efecto rechazadas por la sociedad. Pero lo que muchos ven como basura, Dios lo ve como tesoro. Pablo dijo: “…somos hechura suya, creados en Cristo Jesús…” (Efesios 2:10). Tu valor no viene por lo que haces, sino por a Quién perteneces. En una sociedad que le da importancia al estatus y al dinero, ¡esto es una gran noticia!
(b) La muerte no tiene poder.
Jesús podía decir: “…los muertos son resucitados” (Mateo 11:5b) porque Él tiene poder sobre la muerte y así cambia cada funeral en una celebración de Pascua. Estos dos hombres fallecieron en 1899: El evangelista D.L. Moody y el político Robert Ingersol, que era agnóstico. Un biógrafo caracterizó sus muertes de la siguiente manera: “La muerte de Ingersol fue repentina, sin gran consecuencia pública, trágica, sin consolación o esperanza. Moody, sin embargo, dijo al despertar en su última mañana invernal: ‘El mundo retrocede; ¡el Cielo se abre ante mí! Si la muerte es así, la muerte es dulce’”.
(c) La justicia es reemplazada por la misericordia.
¿Por qué dijo Jesús: “…a los pobres es anunciado el evangelio…” (Mateo 11:5b)? Porque la membresía en el Reino de Dios no se puede comprar. No se entra en él por hacer bastantes obras, sino por admitir que nunca serían bastantes. Por eso Pablo escribió:
“…por gracia sois salvos… (N)[n]o por obras.” (Efesios 2:8,9). Cuando la Ley de Dios demandó justicia, su misericordia nos dio otra oportunidad. ¿No estás
contento?